en

¿Por qué las mujeres se sienten atraídas por los hombres casados?

El hombre casado y reservado es como una tentación prohibida. Eso es lo que lo hace irresistiblemente atractivo para una mujer. Él despierta un desafío en ella. Siente una sensación de poder al atraer a un hombre que ya está atrapado. Lo que lo convierte en la trampa para ella es su confianza, experiencia y autoridad. La emoción proviene del hecho de que ya ha tomado.

La regla de oro aquí es: quieres lo que no puedes tener. Pronto, este hombre se convierte en una obsesión abrumadora para una mujer. Se le llama la ‘obsesión por la fruta prohibida’.

Existen dos razones por las que las mujeres se enamoran de los hombres casados. En primer lugar, atracción salvaje. Y en segundo lugar, vulnerabilidad. Para una mujer, un hombre casado representa una cierta seguridad que anhela. Una mujer siente que un hombre casado, en comparación con un soltero, puede satisfacer mejor sus necesidades emocionales y materiales. Conseguir un hombre casado significa el triunfo de una mujer sobre otra mujer. Es un trofeo. Tenerlo es hacer lo imposible.

 Para una mujer, puede ser difícil resistir las vibraciones de atracción de un hombre casado. 

Si una mujer quería una aventura, podría haberla tenido con cualquiera. Pero un hombre casado a su entera disposición hace que se valore más a sí misma… que él esté dispuesto a dejarlo todo por ella. Aumenta su autoestima. Eso sí, ella disfruta de esta fantasía, tanto como su cortejo, su experiencia y la forma en que la hace sentir muy especial.

A veces, a ella le gusta el hecho de que él no se debilita en las rodillas frente a ella. Es un símbolo de autoridad. Esta relación se trata de aventura y diversión. Pero esta es una diversión peligrosa. Existe el riesgo de correr la vida de otra persona.

A los hombres casados ​​les encanta jugar. Dan la vibra: ‘Estoy casado pero soy un juego’. Los hombres casados ​​siempre buscan diversión. Estos son hombres al acecho. Para una mujer, puede ser difícil resistir las vibraciones de atracción de un hombre casado. Se vuelve tan indispensable.

Un hombre casado puede hacerte pasar un buen rato. Hay momentos en que esta atracción prohibida se transforma en amor y romance, especialmente si el hombre no tiene un matrimonio feliz. No todos los hombres casados ​​son idiotas, algunos incluso dejan a sus esposas y se casan con las mujeres que aman. Pero el hecho es que a hombres y mujeres les encanta jugar juegos de poder entre ellos. Este es un juego peligroso. Puede llevarlo a través de altibajos, como nunca lo ha experimentado. Los seres humanos son frágiles y se aprende por ensayo y error. Así que tienes que decidir si es una opción viable tener una relación con un hombre casado.

Excusa de infidelidad: me desenamoré

¿Por qué es importante establecer metas?